Ácaro es la designación común de los artrópodos (animales invertebrados con miembros rígidos y articulados). Ellos pertenecen a una clase de arácnidos, que contiene más de 30 mil especies conocidas, a pesar de que posiblemente existen muchas otras aún no clasificadas. Durante su período de vida, una hembra de ácaro es capaz de poner alrededor de 300 huevos.

Contaminantes biológicos por naturaleza, los ácaros se alimentan de la descamación natural de las células muertas de nuestra piel, de ácaros muertos y de sus excrementos. Por día el ser humano pierde de 1 a 3 gramos de pedazos de piel.

El ácaro produce 200 veces su peso corporal en excrementos durante su período de vida normal, que varía de 60 a 150 días. Estos excrementos (Guanina) se adhieren a las fibras del tejido del colchón como minúsculas bolitas. Después, se descomponen en un polvo fino.

Los ácaros abundan en los colchones, almohadas, colchas, tapices, muñecos de peluche y se desenvuelven en condiciones óptimas de humedad superiores en promedio de 70 a 80% en temperaturas por encima de los 20°C.

Cantidades por encima de 2.500 ácaros fueron detectadas en menos de un gramo de polvo. Esto significa que existen más de un millón de ellos en un colchón de 1 ½ plaza.

Los científicos que estudian los ácaros llegaron a la misma conclusión: La guanina excretada por los ácaros representa un serio riesgo para la salud, especialmente para las personas con alergias.

El ácaro de polvo doméstico (nombre científico “Pryoglyphidae”) fue descubierto en numerosos estudios realizados en residencias en los años 60. En 1962, la Universidad de Leiden, en Holanda, inicio una serie de estudios sobre los ácaros que comenzaron a asociar su presencia con las reacciones alérgicas en el cuerpo. Desde entonces, continúan realizándose investigaciones para monitorear el comportamiento de este minúsculo animal (con un tamaño aproximado de entre 0.2 y 0. 5 mm e invisible al ojo humano), que continúa siendo un serio problema para los millones de personas en el mundo susceptibles a las alergias.

Científicos del National Institute of Environmental Health Sciences (NIEHS – USA) (Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental – USA), recientemente realizaron la primera Encuesta Nacional sobre Alergias. Tomaron muestras de polvo en ropas de cama de 831 residencias localizadas en 75 áreas geográficas diferentes. La muestra estadística representaba el perfil de hogares norte-americanos, de clase socioeconómica, cultural y de edad, media alta. En todas las muestras fueron encontrados ácaros, en la mayoría de los casos en grandes cantidades, en niveles suficientes para causar alergias respiratorias, tales como rinitis, bronquitis, asma y otros.

Conclusión

La única solución real para el problema de los ácaros, hongos y bacterias es eliminar su causa.

Ciertamente, las personas no van a cambiar sus hábitos de dormir o van a controlar su medio ambiente (temperatura y niveles de humedad) como para amenazar el crecimiento y la proliferación de ácaros.

 

El tratamiento regular, que realiza TACSAY EXPRESS es la única solución práctica y disponible, para el combate de los ácaros, hongos y bacterias que actúan en la mayoría de procesos alérgicos.

Share with your friends:

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *